/ enero 10, 2018/ CITMA, Destacadas, Eventos en la Universidad, Noticias de la Universidad

Departamento de Comunicación Institucional

El 11 de enero de 1946, la junta directiva de la Sociedad Cubana de ingenieros propuso la celebración del Día del Ingeniero Cubano en honor al natalicio de Don Francisco de Albear y Fernández de Lara, que con su ejemplar vida prestigió la ingeniería cubana. También tuvo trascendencia en la construcción de la Ciudad de Matanzas este autor de numerosas obras de ingeniería en Cuba. El acueducto de La Habana es una de las obras más reconocidas de Albear, considerada una de las siete maravillas de la ingeniería en Cuba.

Explicó Félix Recondo en su visita a la Universidad de Matanzas.

En la mañana de este 10 de enero se dieron cita ingenieros de la Universidad de Matanzas y la Unión Nacional de Arquitectos de la Construcción de Cuba (UNAICC) en el teatro Julio Antonio Mella de la casa de altos estudios, para celebrar el día del ingeniero Cubano.  Presidieron el acto la DrC. Leyda Finalé de la Cruz, rectora de la Universidad de Matanzas; el arquitecto Ramón Félix Recondo Pérez, miembro de la Junta Directiva Provincial de la UNAICC; el Ing. Homero Morciego Esquivel, Presidente de la Sociedad de Ingenieros Civiles en Matanzas, Dayan González Ramírez, directivo de la FEU Nacional y miembros del Consejo de Dirección de las Facultades de Ciencias Técnicas, Ciencias Empresariales y Ciencias Agropecuarias.

El  homenaje constituyó espacio propicio para galardonar a destacados ingenieros  de la provincia. Se otorgó la Distinción Especial “Ariel Expósito Seleme” al MSc.  Manuel Pedroso Martínez, profesor del Departamento de Construcciones de la Facultad de Ciencias Técnicas de la Universidad de Matanzas y un Reconocimiento Especial al DrC. José Macías Mesa, a quien recientemente le fue otorgada la categoría especial de Profesor Invitado, asimismo  a la sección de base de la UNAICC de este centro de altos estudios.

La rectora trasmitió a nombre de la academia una felicitación para el claustro joven y reconoció su labor en la formación de los ingenieros de Matanzas, en pos de la continuidad y desarrollo de la ingeniería en la provincia. La compañía de arte lírico “A tempo Classico” estuvo encargada de la apertura y clausura del acto, con un acertado repertorio e impecable actuación que se convirtió en un regalo especial de la Universidad para los ingenieros en su día.