/ marzo 7, 2019/ Ciencia, Cuba, Educación, Educación Superior, FEU, Noticias, Sociedad, UM

Por:  Miladys Moreno/Departamento de Comunicación Institucional

En el marco de la celebración del 10mo Congreso de la FMC y del 15 aniversario de constitución de la Cátedra de Género en la Universidad de Matanzas, tuvo lugar en esta casa de altos estudios una edición más del Taller Provincial “Género, Cultura y Sociedad”. Estudiantes y profesores de diferentes instituciones educacionales del territorio participaron en el evento. Presidió el encuentro la Vicerrectora Primera Pilarín Baujín Pérez, quien entregó a nombre de la universidad un reconocimiento por los resultados alcanzados en más de una década de trayectoria.

Un poco más de 30 ponencias fueron presentadas. Entre las temáticas debatidas en las comisiones se encuentran la violencia contra la mujer, la biodiversidad humana, la diversidad sexual, el tema racial y género, no sólo con el fin de visibilizar a la mujer sino además como eje en todos los demás temas y problemáticas de la sociedad que se trabajan. Un trabajo que impactó a los presentes fue el presentado por un impedido físico (ciego), pues en los estudios actuales de género que se desarrollan actualmente  en La Habana se está incorporando el tratamiento desde la experiencia de los discapacitados.

Como todos los años, la gestión de la Cátedra de Género para ofrecer un evento de calidad, no dejó de sorprender a los presentes. Esta vez, se contó con la presencia de   Jorge Sánchez Armas, caricaturistas de la publicación humorística “Palante” y su esposa Mileyda Menéndez Dávila, ambos redactores de la sección Sexo Sentido en Juventud Rebelde. Como parte de la plataforma multimediática Sentidos, los invitados presentaron una exposición de caricaturas nombrada “Humor en clave de género”, que se centra en el estudio del humor criollo para ayudar a pensar en cuanto a temáticas de género.

La calidad y pertinencia del evento generó un clima de socialización e integración entre los participantes, algunos como ponentes y otros como receptores del conocimiento develado de las investigaciones presentadas. A criterio de Marisol Sardiñas Valdés, metodóloga de la rectora, los aspectos que se tratan en este taller son muy interesantes y de mucha diversidad, necesarios para el desarrollo de la sociedad cubana. Lo consideró un espacio que motiva a flexibilizar y cambiar los pensamientos en cuanto al tema género.

De igual manera Mariela Acevedo Poey, profesora de esta universidad, compartió con el equipo de El Universitario, su criterio de satisfacción con este encuentro, agregando que es digno de destacar la buena organización y promoción que caracterizó al evento, sin embargo, sugiere que hay que continuar trabajando en el incremento de la participación de profesionales que se dedican a la investigación y trabajo relacionados con esta temática. Agregó que, los temas debatidos son muy actualizados y por tal motivo debe gestionarse su implementación en nuestro sistema social.

En las comisiones, también se contó con la presencia de hombres interesados en compartir experiencias y actualizarse en materia de género. Gerardo Mier, Secretario General del Sindicato en la universidad, expresó que el evento es muy positivo. Comentó que se evidencian muchos avances desde el punto de vista social, principalmente en la incorporación de las mujeres en muchas tareas y en nuestro caso, su papel en la formación de profesionales universitarios, pero aún nos queda mucho por lograr en el cambio de mentalidad de los hombres, cuestión que hoy en día resulta muy necesaria. Destacó que este evento abre perspectivas y horizontes, y sobre todo la mentalidad tanto a mujeres como hombres en tema de género, donde ambos sexos son tratados como igual.

Muchos conocimientos, experiencias y emociones  fueron grabados como un recuerdo especial en los participantes, pues más allá del objetivo de exponer resultados de los estudios realizados, se compartió con profesionales y personalidades reconocidas con vasta experiencia en el trabajo de género, se socializaron experiencias, se reconoció el trabajo de la Cátedra y a quienes tributan de una forma u otra a su perfeccionamiento y actualización, lo que convierte al Taller de Género, Cultura y Sociedad en un espacio de aprendizaje, intercambio y disfrute.

 

Share this Post