/ septiembre 16, 2019/ UM

Roberto Jesús Hernández/ ACN

Reajustes de horarios docentes, empleo de soluciones  alternativas para la cocción de los alimentos y otras medidas destinadas a contribuir con el ahorro se aplican hoy en la local Universidad de Matanzas, ante la actual coyuntura energética que vive el país.
Dany Ortiz Díaz, director general de la casa de altos estudios, declaró a la ACN que todos los cambios tienen como propósito minimizar las afectaciones al proceso docente educativo, mientras se aprovechan de manera más racional los portadores energéticos.
Tanto en la sede Camino Cienfuegos como en la Juan Marinello se  prescinde de los equipos de climatización, salvo en los locales donde están ubicados  los servidores y las cámaras frías, además de mantienen encendidas solo las luminarias imprescindibles, señaló el funcionario.
Se emplean métodos de cocción alternativos a la electricidad como el carbón sobre todo para elaborar algunos alimentos comercializados por los  cuentapropistas en el centro, entre otras variantes, y en todos los casos  está garantizada la alimentación de alumnos y empleados, significó el  director general.
Ortiz Díaz afirmó que la Universidad, con una matrícula superior a los siete mil 900 alumnos en el presente curso escolar 2019-2020, cuenta con  experiencia en la aplicación de medidas para extremar el ahorro, ahora motivadas por las presiones del gobierno estadounidense sobre Cuba.
Otros reajustes se perciben en el servicio de biblioteca, y también en la sustitución de las visitas a las filiales universitarias por el trabajo metodológico a distancia, este último por vía telefónica y correo  electrónico.
La Universidad no detiene sus actividades, las modificaciones al horario  de clases en cada facultad se aprovechan en procesos como la práctica  laboral y tareas de impacto, en todos los casos se evita sobrecargar al estudiante, opinó.
Ortiz Díaz acotó que alumnos, profesores y el resto del personal manifiesta comprensión y apoya las medidas para garantizar un consumo más responsable, como contribución al esfuerzo de la Isla para reducir las afectaciones a la población.

Share this Post