/ septiembre 20, 2019/ Deporte

POR DAGOBERTO ARESTUCHE

El 17 de noviembre de 2015 la Conferencia General de la UNESCO instaura el 20 de septiembre Día Internacional del Deporte Universitario con el objetivo de propiciar la contribución de las universidades al fomento de valores ciudadanos mediante la práctica  de la  educación física, que considera esencial en la formación y desarrollo de las personas desde edades tempranas.​

Por ello se considera que el deporte universitario ocupa un lugar eminente en la ejercitación física y la enseñanza en general.

Es un aspecto esencial de la formación y la realización de las personas que está plenamente integrado en los programas de aprendizaje de los ciudadanos de hoy y del mañana.

No basta con repetir Anima Sana In Corpore Sano (mente sana en cuerpo sano), sino hacerlo realidad de forma sistemática, y así alcanzar la armonía entre el cuerpo y la mente.

Su práctica debe sellarse con adecuadas políticas públicas que le otorguen coherencia  desde pequeñas edades y a lo largo de toda la vida.

El deporte universitario es una pieza esencial de ese dispositivo, ya que fomenta el gusto por el deporte, lo estructura y permite el surgimiento de campeones, además de ayudar a transmitir valores de apertura, juego limpio, solidaridad y excelencia que redundan en beneficio de toda la sociedad.

Este Día Internacional del Deporte Universitario ofrece la oportunidad de subrayar la función social que desempeñan las universidades y sus programas al hacer el deporte accesible a todos para invitar al mayor número posible de personas a practicar una actividad física regular.

Asimismo, permite reafirmar el compromiso de la UNESCO en favor del crecimiento personal y colectivo por medio del deporte y la educación, en pro de la difusión de una verdadera cultura deportiva, que consideramos uno de los aspectos de la cultura de paz.

Tales son los principios enunciados en la Carta Internacional de la Educación Física, la Actividad Física y el Deporte y en la Convención Internacional contra el Dopaje en el Deporte.

En este sentido, la UNESCO se complace en apoyar la labor de la Federación Internacional del Deporte Universitario y colaborar para construir un entorno deportivo de calidad, para las sociedades que se atreven a soñar más rápido, más alto y más fuerte en beneficio de todos.

Share this Post