/ mayo 13, 2019/ Ciencia, Cuba, Cultura, Educación, Educación Superior, FEU, Jardín Botánico de Matanzas, Matanzas, Noticias, Noticias de la Universidad, Personalidades, Sociedad, UM


Por: Departamento de Comunicación Institucional

En el 47 aniversario de la fundación de la Universidad de Matanzas, la Educación Superior y en el marco de la XIII Bienal de La Habana se desarrollaron el pasado 9 de mayo un grupo de actividades en homenaje a estas fecha.

La siembra de 13 palmas reales dio inicio a la jornada de celebración.

Presidieron el encuentro María Magdalena Campos Pons, artista y gestora del proyecto Ríos Intermitentes, Luis Octavio Hernández Rodriguez, delegado a la Asamblea Provincial del Poder Popular y coordinador general de la XIII Bienal de la Habana en Matanzas, Leyda Finalé de la Cruz, diputada a la Asamblea Nacional y Rectora de la Universidad de Matanzas, artistas que participan en la bienal, profesores y estudiantes de esta casa de altos estudios.

Ante de la siembra,Yamilet Rodríguez, especialista del Jardín Botánico de Matanzas explicó las características de estas especies. La artista y gestora del proyecto Ríos Intermitentes conmovida agradeció a los presentes, compartió experiencias, saberes, resaltó la importancia de que la comunidad universitaria contribuya a la conversación de la naturaleza y explicó que la XIII Bienal de la Habana representa un espacio para aquellas tipologías del arte contemporáneo que entiendan la creación como acontecimiento vivo o experiencia y señaló que en Matanzas este evento, ha permitido incorporar lo mejor de las artes a la cotidianidad de una ciudad que con 325 años, se esmera en mejorar y embellecer sus espacios.

La rectora de la universidad agradeció al proyecto y a los artístas el hacer partícipe a esta casa de altos estudios de sus actividades con la certeza de que las palmas crecerán firmes como el arte matancero, que hace de nuestra ciudad la Atenas de Cuba.

La visita incluyó un recorrido por la galería abierta de la Universidad de Matanzas, la Sala de Historia e incluyó la firma de los libros de visitante y del Jardín Botánico; posteriormente se sostuvo un fructífero intercambio donde emanaron ideas y proyectos de intercambios que posibilitarán transformar el entorno universitario y de la ciudad.




Share this Post